¿Qué es la Ciberinvestigación?


Son las técnicas de obtención, análisis, elaboración y difusión de datos en fuentes abiertas (internet, OSINT) relacionales de una persona, entidad u objeto de estudio para poder extraer inteligencia que sirva para la toma de decisiones.

¡CONTÁCTANOS!

Muchas gracias por enviar tus datos
Dentro de poco alguien de nuestro equipo se pondrá en contacto contigo.

¿En qué se basan los servicios de ciberinvestigación?

onBRANDING está trabajando desde hace años con diferentes tipos de profesionales que dan apoyo y ayuda con sus investigaciones ante casos de diferente índole. A menudo, empresas, profesionales y personas reciben ataques a su información o a sus activos ONLINE, tales como imágenes, vídeos, páginas web, redes sociales o artículos...

¿A quién va dirigida la ciberinvestigación?

Ciudadanos, Instituciones, Organizaciones y empresas vuelcan información en la red cada minuto. Esa información puede ser detectada, medida, clasificada y analizada para que pasemos de ver simples datos a información y la convirtamos en inteligencia útil para cada caso.

¿Cómo trabajamos en casos de ciberinvestigación?

El primer paso que realiza onBRANDING es conocer el entramado de las plataformas sociales, sus medios, redes y qué posibilidades ofrecen en particular m. Qué se dice sobre una persona, profesional, marca o competidor.

Quién lo dice, cuándo, dónde, a quién, por qué y qué grado de criticidad o virulencia hay detrás de esos comentarios. Conocer qué tipo de herramientas necesita cada caso es fundamental, hay herramientas de análisis (textuales, multimedia, especializadas en monitorizar en tiempo real, en representación gráfica...)

Con cada caso, el cliente será una pieza fundamental para la construcción del arduo Proceso de Escucha Activa, según cada necesidad se generarán informes de Ciberinvestigación y cuadros de mando para facilitarle la toma de decisiones.

Todo ello bien orquestado alrededor de la estrategia de ciberinvestigación del caso, tanto sea para empresa, profesional o ámbito doméstico, siempre para averiguar, prever y tomar decisiones con mayor celeridad y conocimiento.

Requisitos para iniciar una ciberinvestigación

El cliente debe ser conocedor de cuáles son los objetivos básicos del ámbito de su caso para que nosotros podamos aportarle datos que convierta en inteligencia y una buena comunicación que le ayude a mejorar su reputación digital o el análisis de los datos aportados, ya sea para un trabajo a posteriori (legal, en seguridad o de reputación).

El Objetivo de nuestro trabajo con el cliente

Es que tras el conocimiento de las principales plataformas sociales, su funcionalidad y posibilidades, así como las Métricas de medición en Medios Sociales, se pueda extraer información de una forma eficaz, eficiente y profesional en Medios y Redes Sociales. Ser capaz de presentar informes de analítica y monitorización de una forma profesional y útil para la inteligencia del profesional, la organización o el ciudadano.

Deja tus datos completos

¿QUIERES SABER UN POCO MÁS?

1. Post Incidente

Tras analizar el Entorno y Problemática de cada caso, Entorno actual, el Social Media, la aportación del cliente en materia de Investigación privada anterior si existe e Investigación pública, se inician las tareas de Ciberinvestigación.

Es muy importante tomar en cuenta la Anonimización, cualquier persona, profesional o empresa debe saber, post incidente, especialmente, cómo evitar con dicha investigación que el cazador sea cazado.

Se deberá Securizar la conexión, Securizar los dispositivos, y mejorar y garantizar que el Comportamiento del usuario sea seguro, eficiente y cómodo.

Entregas y Procesos de la Monitorización en Medios y Redes Sociales Se acordará con el cliente cuál es el Tipo de Informes (punto 0, puntual, por crisis, de actualización, retrospectivo, comparativo, mapa de comunidades, Mapa de influenciadores) para poder trabajar en cada caso según la necesidad del cliente y la situación, así como dependiendo en cada caso de la información disponible o accesible.

Definición de Indicadores, métricas en función de las estadísticas de cada red y en función de los objetivos de cada escucha. Cada Ciberinvestigacion cuenta con diferentes Fases de Análisis en Redes Sociales

El cliente nos ayudará aportando información en la Fase de construcción de la búsqueda adecuada (Keywords, long tail, activos a descartar).

Para que con la ayuda del conocimiento de los profesionales sobre el Funcionamiento básico de los buscadores se pueda extraer el máximo número de datos relevantes.

Cada buscador funciona con un Algoritmo y evolución y dispone de Características diferentes o principales por buscador, así como de rankeo de páginas, Parámetros on Page y Parámetros off page (exhaustivo dado que afecta de forma directa en un ataque SEO).

El proceso de ciberinvestigación en este tipo de ataques se realizan analizando las siguientes características: Seguimiento de enlaces, fecha de Creación de contenidos nocivos y viralización, si existen ataques de Desposicionamiento o Ataques de enlaces con softwares automáticos y si podemos ser vulnerables a Penalizaciones como ataque s de SEO.

Se establece una Fase de recopilación y obtención de resultado así como de Selección de datos y depuración de resultados: se realiza una Primera lectura y análisis de resultados y se realiza la Elaboración de la información y primeros borradores así como la Ideación y creación de informe.

Desde hace 8 años onBRANDING gestiona casos con especialistas en Ciberinvestigación, Gestión de la Identidad digital, Reputación y (situaciones de hostilidad en la red, Ciberseguridad y Penal Tecnológico).

Nuestra consultoría está direccionada a ayudar a marcas y personajes públicos, así como directivos y profesionales a Comunicarse de forma inteligente en la red, ya sea para ser conocidos o para pasar desapercibidos y anonimizarse en la misma.

Nuestra organización trabaja en el día a día con un equipo de colaboradores de confianza que se une en función de cada caso. Esta es nuestra forma de funcionar y así queremos transmitir la metodología a implementar en cada ciberinvestigación.

Gracias a la experiencia de cada uno de los profesionales que han colaborado en el desarrollo del curso, el alumno será capaz de construir una forma de trabajo útil y ágil que dé respuesta a la problemática variada con las que se encuentra.

Nuestra consultoría está dirigido a diferentes naturalezas profesionales y domésticas por lo que las casuísticas expresadas pasan por casos públicos, privados y otros en los que la identidad de agresores y víctimas han sido malhechadas.

La inteligencia de negocio social es el uso que se hace de los medios sociales y otros programas de cloud basados en empresas y usuarios finales, para que éstos tomen mejores decisiones acerca de su dirección empresarial. En esta nueva forma de funcionar, los usuarios pueden interactuar a través de ordenadores a muchos kilómetros de distancia, sin ningún problema para compartir información de vital importancia para la empresa, como por ejemplo los datos de las ventas, los gastos, incidencias, quejas de clientes o comentarios en los canales sociales de la empresa o internet. Al igual que cualquier otra información recopilada para uso de la empresa, estos datos sólo tienen un valor real cuando los sabemos traducir en información y esto solamente ocurre cuando se tienen las herramientas adecuadas y los analistas para trabajar con ellas. Este es un punto importante a tener en cuenta, la inteligencia social empresarial se ha vuelto exitosa y necesaria porque ya existen estas herramientas y profesionales que pueden llegar a transformar datos en oportunidades de negocio para que las empresas den respuesta a sus necesidades.

El Social Intelligence es relativamente nuevo, pero las grandes empresa ya están en ello y se está convirtiendo en una disciplina dominante y obligada. Aquellas empresas que quieran seguir estando en el mercado de forma competitiva tienen que estar dispuestas a analizar sus datos, tanto internos como externos, e incorporarlos de forma estructurada a su negocio.

A principios de 2012, IBM anunció que estaban invirtiendo 100 millones de dólares a escala masiva sólo para la investigación analítica. El proyecto tiene como objetivo agilizar la capacidad de analizar grandes cantidades de datos enviados tan pronto como sea posible.

Esto, para los usuarios y para nosotros como individuos, implica riesgos de fugas de información y de vulnerabilidad de la protección de datos confidenciales, por eso debemos ser conscientes de que si alguna vez no queremos que algún dato salga a la luz, mejor no lo publiquemos, aunque sea en un entorno “seguro".
El Social Intelligence integra los inputs de la investigación tradicional con los nuevos inputs de los medios sociales para la toma de decisiones estratégicas, ya se habla del concepto Social Intelligence 360º.

El paradigma de los medios sociales, como ya se ha remarcado, está transformando el mundo de la investigación de las marcas, ofreciendo ventanas únicas en la psicología de los consumidores y nuevas oportunidades para la visión profunda y significativa en el mercado. A diferencia de la investigación tradicional, la marca cuenta con un compromiso social, los medios le ofrecen una manera de conocer mejor a un público masivo en tiempo casi real, tomar acciones significativas y medir los resultados de la marca. Pero todo esto implica destinar recursos, tecnología y personal para ello.

La tecnología ya hace posible tratar con millones de usuarios activos en Facebook y miles de millones de tweets de Twitter entregados diariamente, el análisis de la agregación de todos esos datos requiere de un enfoque sofisticado y analistas especializados para la ampliación y la medición de la actividad de su marca. Hablar de datos en entornos digitales hace inevitable hablar de Google: el rey del rastreo, agregación y ordenación de datos a nivel mundial. Dentro de la investigación digital, una de las disciplinas de medición de datos que más asentada está, por la “antigüedad" del entorno en que trabaja, es la analítica web, en la que Google destaca con su herramienta gratuita Google Analytics.

Durante los últimos años, profesionales próximas cuatro semanas intentaremos ampliar nuestros conocimientos sobre la obtención de información en fuentes abiertas además de revisar conceptos sobre seguridad y la redacción del producto de inteligencia (documento que debe plasmar el resultado de nuestro trabajo).
Para todo ello recurriremos a un poco de teoría más un gran número de lecturas muy seleccionadas y diversos ejercicios sobre diferentes aspectos relacionados con la inteligencia. Todo este módulo de OSINT forma un binomio inseparable con la siguiente fase del ciclo de inteligencia: el análisis.

Para tener éxito en el análisis estratégico es necesario disponer de buena información y para llegar a ella hay que saber cómo y dónde buscarla, primando la veracidad y fiabilidad de lo encontrado para entregar un "producto" de calidad. OSINT tiene muchas ventajas pero un gran inconveniente, la "infoxicación".

Les anticipo que en este módulo nos toparemos con este concepto y tendremos que aprender a "convivir" con él. para transmitir conocimientos y técnicas para optimizar las búsquedas de información y, sobre todo, que el alumno tome conciencia sobre el POTENCIAL que Osint tiene para la generación de inteligencia. El curso contiene numerosos documentos que he ido recopilando en Internet y que creo que pueden aportar conocimiento sobre esta materia pero es "imposible" leerlos todos por lo que les recomiendo que se los descarguen y con tiempo (y ganas) los vayan "ojeando".

Como investigadores y especialistas en el tratamiento de la información aportaremos siempre nuestra experiencia para ayudar al cliente, siempre utilizando técnicas aprendidas y propias para evitar que, en la medida de lo posible se sea detectado, o al menos los movimientos no resulten sospechosos y puedan llamar la atención.

¿Creemos que es necesario aportar credibilidad a nuestras conexiones? ¿A nuestro comportamiento? ¿Qué aplicaciones usamos? navegadores, lugares de conexión, hábitos, herramientas... ¿Dejan rastros? ¿Un objetivo sería capaz de identificarnos por estos hábitos / usos?

La respuesta es aparte de obvia, retórica, es totalmente factible. Todo ello va a depender del grado de experiencia y habilidad de la identidad a la que se investigue, que suele ir unido, no siempre, demos gracias, al grado de “importancia" y del grado de concienciación que tenga el objetivo a ser rastreado. Estudiaremos cómo evitar que nuestros hábitos nos delaten y pondremos trabas para que los objetivos más avezados puedan sospechar de nosotros a la primera de cambio, dando un refuerzo adicional a todo el trabajo de infiltración y creación del personaje.

Crearemos un entorno seguro para que estemos donde estemos, no podemos ser rastreados, y si nosotros fuéramos el objetivo, vamos a serlo de la manera más veraz posible Tipo de Informes (punto 0, puntual, por crisis, de actualización, retrospectivo, comparativo, mapa de comunidades) En función de caso se debe profundizar sobre los objetivos que ésta ciberinvestigación persigue, es importante entender que el análisis de la conversación online persigue básicamente 3 principales objetivos: (dónde se habla, de qué se habla y quién habla) y posteriormente trazar subobjetivos.


Aclarado este punto, lo que realmente nos debería preocupar como organización, profesional o en nuestra vida personal es como ya decía Sócrates ser y hacer, de forma coherente: “Lograrás una buena reputación si te esfuerzas en ser lo que quieres parecer". Si lo aplicamos a la reputación corporativa deberíamos entender que no nos debería obsesionar dónde se desarrolla sino quién y cómo la percibe. La idea es gestionar (identificar, entender y reposicionar) la percepción que nuestros públicos tienen sobre nosotros. No en qué medios están hablando u opinando sobre nosotros, y con ello me refiero al medio internet.

Aclarado este punto, lo que realmente nos debería preocupar como organización, profesional o en nuestra vida personal es como ya decía Sócrates ser y hacer, de forma coherente: “Lograrás una buena reputación si te esfuerzas en ser lo que quieres parecer".

Si lo aplicamos a la reputación corporativa deberíamos entender que no nos debería obsesionar dónde se desarrolla sino quién y cómo la percibe. La idea es gestionar (identificar, entender y reposicionar) la percepción que nuestros públicos tienen sobre nosotros. No en qué medios están hablando u opinando sobre nosotros, y con ello me refiero al medio internet.

La reputación de una marca, no depende sólo de los mensajes que lance con sus campañas de comunicación. Nuestro día a día empresarial genera percepciones positivas o negativas entre sus públicos y deberemos gestionarlas.
Por tanto, insistimos, somos lo que hacemos y decimos, y si nuestros mensajes cuentan con un gran altavoz deberemos ser especialmente cuidadosos.

2. Pero ¿y cuándo aparecen críticas?

Si durante este rastreo de información y nuestro proceso de gestión de la reputación percibimos que hay críticas, calumnias*, injurias*, mala prensa, problemas de atención al cliente no resueltos... no nos asustaremos, es más, la gestión de la identidad digital es una oportunidad. Si detectamos los problemas de percepciones que tenemos podremos tener varias reacciones, o nos dejamos llevar por la corriente y no lo tenemos en cuenta ó lo recogemos y lo gestionamos.

3. ¿Cómo nos perciben versus cómo nos gustaría ser percibidos?

En este proceso de recogida de información encontraremos discrepancias entre qué valores queremos transmitir y qué valores llegan a los diferentes públicos, así como nos perciben. Lo importante en este camino es entender que este rastro nos servirá como brújula para marcar objetivos de reputación con cada público identificado.

La gestión de la identidad digital debería minimizar la diferencia entre cómo queremos ser percibidos y cómo lo somos en realidad. En próximas notas explicaremos cómo detectar los sentimientos en la conversación online; las herramientas pueden ayudar, pero será un analista de datos quien deba analizar al detalle el sentimiento de las menciones registradas.

A menudo nos llegan casos de ciberinvestigación en los que debemos conocer la identidad técnica de quien vierte diferentes tipos de contenido:
Calumnias: La calumnia consiste en la imputación falsa a una persona de la comisión de un hecho que la ley califique como delito, a sabiendas de que éste no existe o de que el imputado no es el que lo cometió.
Injurias: Las injurias (del latín iniuria, "ofensa" o "agravio inferido a una persona") son consideradas, en Derecho penal, un delito contra el honor o la buena fama, contemplado en algunas legislaciones, y regulado de forma muy diversa, pero reductible a tres sistemas principales: * Sistema español, que ...

4. ¿Cómo se actúa en ciberinvestigación en casos de ataque a la reputación?

Una empresa detecta que muchos de sus clientes se van sin decir el motivo y esto les inquieta, ¿por dónde debería empezar la empresa?

Por Iniciar un proceso de monitorización. La empresa debería iniciar un proceso de monitorización, escogiendo las palabras clave que le hagan llegar a los resultados óptimos, como por ejemplo, nombre de la empresa + la palabra problema, crítica... nombre de la empresa + productos que tengan o servicios... (realmente quien lo sabe es la empresa).
Una empresa tiene abiertos varios canales y páginas en medios sociales, pero cada canal lo utiliza una persona diferente de la empresa según sus necesidades. ¿Creen que es estratégico?

No porque aunque cada departamento conoce bien sus productos y públicos no siguen una estrategia de comunicación, y no, porque cada departamento conoce bien sus productos y públicos pero no saben qué opinan los clientes actuales de los productos y quizás comunican mensajes que no son del todo interesantes para la empresa. Antes de iniciar cualquier acción en ciberinvestigación y siguientes táctica de activos en reputación online necesitaremos trazar una estrategia de reputación online en la que la empresa identifique qué valores, objetivos con cada público, mensajes y activos serán mejores para la empresa.

Si se trata de un community manager de una empresa y el CEO le comenta que su nieta tiene un perfil en facebook y que hay muchas personas en facebook, que por favor cree un perfil de empresa ¿Qué se debe hacer? ¿Asentir con la cabeza y abrir ipso facto un perfil comercial en tuenti con una cuenta personal, es el CEO y se puede enfadar? No, es bueno que el CEO se interese por los medios sociales, pero tu como community manager has hecho una monitorización, un plan de comunicación y los GDI’s no se encuentran en tuenti. Le muestras el plan de ORM y le explicas porque no deberíamos tenerlo.

Efectivamente es muy deseable que el CEO esté familiarizado con los nuevos medios de relación entre los usuarios pero como community manager debes proteger la reputación de la empresa. En esta situación lo mejor es evangelizar de modo que tu decisión esté amparada en datos y argumentos para un CEO, no para otro community manager, por tanto debes mostrarle el plan de ORM y explicarle porque no es deseable.

Si se trata de un ejecutivo de cuentas de una agencia de comunicación, y una de sus mayores cuentas, una empresa del Ibex 35 les comenta que ha detectado cierto problema en la red, alguien les ha dicho que cuando buscan el nombre de la empresa salen críticas negativas en foros y blogs y que necesitan iniciar una investigación en ciberinvestigación.

¿Qué se debería hacer? Proponer el uso de una herramienta de monitorización y análisis lo que se ha comentado pero anteriormente se debe hacer un estudio previo de keywords necesarias para analizar y reunirse con los diferentes departamentos e intentas conocer más información sobre los rumores y después se inicia la ciberinvestigación.

En una rueda de prensa, el CEO de una empresa recibe una pregunta por parte de un medio de comunicación que le pregunta por el hashtag que se está utilizando sobre su empresa, por ejemplo #empresaXestafa.

El CEO no tiene conocimiento de qué es twitter y cada vez que le has tratado de presentar la estrategia no muestra interés. ¿que se debería hacer?

Se preparas un estudio informativo sobre la situación online del movimiento contra la empresa y se le muestran los resultados de la ciberinvestigación, así de puede aprovechar para presentarle un posible plan de reputación online o de gestión de crisis; en ningún caso tendría sentido limitarse a explicarle qué es twitter y qué es un hashtag.

La apertura en sus esquemas de planificación estratégica. Públicos más anónimos, más impredecibles y que se rigen con normas nuevas, muchas de ellas que rompen los esquemas comunicativos habituales, con exigencias y características propias que el comunicador deberá esforzarse por comprender. Y un nuevo medio supone una nueva serie de desafíos y problemas. El ámbito al que nos referimos, ese que, en ocasiones quita el sueño al experto, es Internet. El mejor amigo y peor pesadilla del esquema comunicativo de una organización. Éste medio, rico en plataformas distintas y que juega con la inmediatez y capacidad de difusión de un filovirus aéreo es el caldo de cultivo de oportunidad de los horizontes digitales en el campo de la comunicación ha creado nuevas necesidades a la hora de gestionar a los públicos. Un comunicador debe, ahora, tener en cuenta las audiencias que se esconden tras el entramado de la red, aparte de aquellas más habituales y conocidas y amenazas para la organización y su esquema de desarrollo de la comunicación propia, así como para el desarrollo de su actividad.

Esto puede llevar, a la organización o al profesional de la comunicación, a una observación pormenorizada de ese entorno y en él, encontrar lugares comunes con otras empresas, espacios de expresión de sus consumidores, campos que trabajar adecuadamente como herramientas, y también lugares más oscuros, repletos de líderes de opinión específicos de este medio con miles de seguidores, independientemente de la plataforma o canal elegido dentro del espacio virtual. Entonces, comprenden que se encuentran en un mundo hostil, difícil, al cual es fácil acceder y lanzar campañas de desprestigio de mil y un modos. En definitiva, es un campo de batalla que encuentra la hostilidad como caldo de cultivo e indicador situacional capaz de advertir, prevenir y alertar al profesional y a la misma organización de que no todo va bien y que la inmediatez y el feedback es algo más patente que una carta al director o un buzón de quejas/sugerencias.

La comunicación de crisis de la mano de los servicios de ciberinvestigación

La Comunicación de Crisis, que es una rama de las Relaciones Públicas y la Comunicación, tiene como finalidad preparar a la organización ante posibles crisis para saber cómo reaccionar ante ellas. La ciberinvestigación ayudará a la implementación de planes de comunicación (y de Crisis) contando con mayor información sobre los sujetos afectados, entorno, contexto y activos online de los mismos.